La casa flotante de Holland Island

Holland IslandTras el aumento del nivel del mar, solo quedó en pie una construcción en la pantanosa Bahía de Chesapeake, en EE.UU.

La casa flotante de Holland Island fue, durante muchas décadas, el hogar de los pelícanos. Esta curiosa construcción formaba parte de una pequeña isla habitada por marineros y agricultores de cerca de 400 habitantes, siendo una de las comunidades más pobladas de la Bahía de Chesapeake, en Maryland -EE.UU-.

Desde finales del siglo XIX y a comienzos del siglo XX, Holland Island fue un lugar de economía próspera, con un centenar de hogares, escuela, iglesia y todo lo necesario para que los isleños pudieran gozar de una vida humilde pero cómoda.

Sin embargo, a partir de 1914, el cambio en las condiciones del terreno obligó a los residentes en la isla a mudarse a tierra firme sin poder hacer nada por salvar sus hogares, que quedaron sepultados por el agua. Holland Island fue cediendo terreno al mar, que aumentó de nivel y absorbió la isla hasta convertirla en un terreno pantanoso.

La última casa visible se mantuvo en pie durante varias décadas, a pesar de que todos los ciudadanos de Holland Island habían abandonado el lugar hacía mucho tiempo. Los únicos vecinos de la zona fueron los pelícanos y las garzas que utilizaron el tejado de la construcción como lugar de residencia hasta que en 2010 la casa se derrumbó por completo y con ella desapareció el último vestigio de Holland Island.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.