La borrasca sólo deja lluvias intermitentes en el Archipiélago

Ni el viento ni la lluvia alcanzaron la intensidad que se había previsto, a pesar de que se mantuvieron activas las alertas de forma preventiva.

Alerta naranja por fuertes vientos en las islas occidentales

 

Se preveía que la nueva borrasca que azotaba las islas tenías que descargar hasta 100 litros de agua por metro cuadrado en apenas doce horas con ráfagas de viento que podrían alcanzar una intensidad de hasta 100 kilómetros por hora. Sin embargo, las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología no se cumplieron.

Las lluvias fueron intermitentes durante la jornada del domingo y los vientos alcanzaron intensidades entre los 40 y los 60 kilómetros sólo en las zonas altas de la provincia de Tenerife, si bien es cierto que en La Palma llegaron a alcanzar casi los 80 kilómetros por hora, como se había previsto. Pero en general,  y a pesar de las alertas activadas en todo el Archipiélago, la borrasca pasó sin provocar incidentes.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.