La borrasca se aleja

El mal tiempo abandona el Archipiélago después de haber descargado sobre las islas agua, granizo y nieve.

El paso de una fuerte borrasca procedente del Atlántico hizo que incluso la cota de nieve se situara en los 1.400 metros de altura, dejando nevadas las cumbres de Gran Canaria, Tenerife y Fuerteventura. Este ‘invierno tardío’ ha atravesado el Archipiélago sin producir demasiados incidentes ya que, a pesar de que las lluvias han sido constantes, no han sido demasiado intensas salvo en zonas muy concretas de la geografía insular. Los accesos a las cumbres fueron cerrados en las islas en las que nevó y también se registraron retrasos en el aeropuerto tinerfeño de Los Rodeos, pero se ha mantenido la normalidad en las Islas. De hecho, en un primer momento se pensó en decretar la suspensión de las clases en todos los centros docentes, una medida que finalmente se descartó por no ser necesaria.

La borrasca alcanzaba el domingo su mayor intensidad, con una bajada importante de las temperaturas y lluvias más intensas. Pero a partir de hoy el mal tiempo remite y abandona el Archipiélago.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.