La borrasca que abandonó Canarias aumentó de intensidad en Madeira

Las fuertes lluvias y el viento han dejado 40 muertos y más de un centenar de heridos así como varias zonas incomunicadas en las que aún podría haber fallecidos.

La capital de Madeira, Funchal, quedó anegada por el agua durante una jornada marcada por el drama. Hasta 32 personas han perdido la vida en esta isla durante el temporal que azota el Archipiélago vecino y que hace unos días también provocaba varios incidentes en Tenerife, aunque afortunadamente no dejó víctimas mortales. Inundaciones, deslizamientos de tierra y personas arrastradas por sorprendentes riadas que atravesaban la ciudad hicieron que los servicios de emergencia se vieran desbordados. La isla se encuentra en alerta roja mientras que en Canarias el Gobierno regional ha decretado la alerta naranja por los fuertes vientos que afectarán sobre todo a las islas occidentales. De hecho, varios vuelos de La Palma ya han sido cancelados. Se espera que estas rachas de viento vengan acompañadas de algunas lluvias que podrían superar los 60 litros por metro cuadrado en doce horas.

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.