La alerta por una campaña de Navidad floja da risa

“La Cámara de Comercio de Tenerife muestra una profunda preocupación” mostraban los titulares de mediados de mes, mientras algunos incrédulos, como yo, nos sonreíamos al tiempo que nos recordábamos algunas caras de la propia Cámara, pensando, ¿se puede ser tan ignorante?.

He sido testigo de cómo partidos de izquierdas y sindicatos llamaban a los empresarios repetidas veces a apoyar el movimiento obrero, para resguardar los derechos de los trabajadores y los propios puestos de trabajo de un potencial de consumidores que no van a recuperar en años. Porque eso, al mismo tiempo, he visto como los empresarios que ahora lloran se frotaban las manos y empuñaban las nuevas leyes para llevar a cabo crueles EREs, ERTEs, despidos objetivos, bajar salarios brutalmente y, en definitiva, abusar de los trabajadores hasta destruir una franja importante de consumidores o sesgar las posibilidades de otros, casi siempre, por pura avaricia y ansias de ganar más y más.

“Si plantas cebollas no vas a recoger papas”. Y eso es lo que está pasando, es el resultado del analfabetismo social de empresarios y su grupito de gobernantes que no pasan de adornos de las marionetas del capitalismo. La pequeña burguesía del archipiélago, confundiendo su estatus, se había creído que aquel caramelo que llamaron Reforma Laboral era para ellos. Pero empiezan a ver como les perjudica, porque lo que han propiciado no es ni más ni menos que una limpieza comercial, donde la única beneficiaria son los capitales transnacionales, como esas grandes plataformas comerciales, que acumulan a los “insignificantes” consumidores y sobreviven a una caída del consumo histórica con más cómplices que beneficiarios.

Siempre fue muy evidente lo que iba a pasar. Solo que los trabajadores y políticos de izquierdas, que no nos queremos someter a esta refundación del capitalismo, quisimos ver en los empresarios locales más cultura social de la que hay en realidad y de la que el nuevo capitalismo supo calcular, acertadamente.

A llorar al rio. Juntitos todos los cocodrilos…

Pedro González Cánovas

Miembro de ANC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.