La acusación encuentra pruebas contundentes en el domicilio de presunto pederasta

El supuesto agresor sexual de la Casa Cuna de Santa Cruz tenía materia audiovisual de contenido sexual en el que intervenían él y los internos.

El presunto agresor sexual de la Casa Cuna también estuvo acogido en esta institución

El Cabildo investigará las denuncias contra el presunto agresor de la Casa Cuna

Presuntos abusos sexuales en la Casa Cuna de Santa Cruz

Fuentes relacionadas con la investigación han revelado que el principal acusado de los supuestos delitos de agresión sexual de la Casa Cuna de Santa Cruz de Tenerife guardaba abundante material pornográfico en su ordenador personal. Gran parte de este material está protagonizado por internos del centro de acogida, de los cuales cuatro han denunciado ya los hechos. Los hechos denunciados podrían haber estado ocurriendo durante más de dos décadas, pero los internos se han negado a denunciar porque, según parece, muchas de esas relaciones eran consentidas y, en otras ocasiones, siente “miedo” o “vergüenza” de reconocer lo que estaba sucediendo. Uno de los denunciantes asegura que el presunto pederasta les ofrecía cigarrillos y hachís a cambio de posar para la cámara y mantener relaciones sexuales.

Ahora, el silencio de las supuestas víctimas y el pudor a reconocer los hechos traumáticos por los que pudieron haber pasado, resultará decisivo a nivel judicial, por lo que el caso se está investigando con extrema cautela y protegiendo la identidad de las presuntas víctimas, algunas de las cuelas continúan siendo menores de edad.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.