La actividad paranormal del Queen Mary

Queen MaryEs uno de los barcos más famosos del mundo, uno de los cruceros más lujosos y sin duda el más representativo de la flota inglesa. Pero en su dilatada historia también hay hueco para acontecimientos que lo han hecho ser también un barco ‘fantasmagórico’.

La actividad paranormal registrada en el Queen Mary desde que fue botado en 1937 supera con creces la de otros barcos, edificios o parajes famosos del planeta. Hasta 55 ‘sucesos’ han sido investigados a lo largo de la historia de este barco que abarcan desde apariciones hasta extraños ruidos en mitad de la madrugada u objetos que se mueven sin que aparentemente nadie los manipule.

Una de las historias más escalofriantes es la que se refiere a la muerte de 300 soldados. Durante la II Guerra Mundial, el Queen Mary fue utilizado para trasladar a los soldados británicos. Su elegante aspecto se modificó y todo el casco fue pintado de gris para que fuera más complicado identificarlo durante sus travesías, por lo que pasó a concerse popularmente como ‘El fantasma gris’. Durante unas maniobras, el Queen Mary colisionó contra otra embarcación de bandera británica, el Curacoa, y en el accidente perdieron la vida varios centenares de soldados cuyas voces de auxilio, según relatan, aún se siguen escuchando en el lugar exacto de la colisión.

Pero ya antes y después de la guerra, dentro del Queen Mary se produjeron muertes extrañas de miembros de la tripulación. La primera de ellas, la de un joven empleado que murió aplastado por una puerta hermética: la puerta 13. Hay quienes aseguran que aquí se aparece la figura de un hombre vestido con mono azul, se pasea por la sala de máquinas y termina atravesando la puerta que presuntamente acabó con su vida.

Más trágica fue la muerte de uno de los cocineros del barco, que según las investigaciones policiales, habría sido asesinado por sus propios compañeros. En las noches silenciosas sus gritos de dolor y de angustia resuenan por la cocina del barco.

Con tanta ‘actividad paranormal’, no es extraño que en 2001 la cadena de televisión NBC decidiera realizar un reportaje recopilando algunas de las historias más famosas de este barco. Historias relacionadas con fantasmas de niños, camarotes vacíos en los que no dejan de oírse ruidos o espectros enfundados en sus clásicos trajes de baño que no dudan en lanzarse a la piscina en plena madrugada. Historias que han provocado que muchas personas se lo piensen dos veces antes de subir a este barco, que aunque ha dejado de surcar los mares -ahora es un lujoso hotel en Long Beach, EE.UU- parece continuar sus travesías en el terreno de lo paranormal.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.