Kingdom Tower

Kingdom TowerUn rascacielo que desafía a la gravedad.

Pretende convertirse en el edificio más alto del mundo, título que hasta el momento regenta el Burj Khalifa, en Dubai.

La Kingdom Tower empezó a construirse el pasado mes de abril en la ciudad saudí de Yida, y cuando se finalice el proyecto –algo que está previsto para 2018-, será el edificio más alto del mundo, que con sus 1.000 metros de longitud superará en 173 al Burj Khalifa. Con todo, la altura exacta de la torre no se revelará hasta el momento de su inauguración.

Para su construcción ha sido necesaria una inversión de 1.200 millones de dólares, y es el estudio Adrian Smith and Gordon Gill Architecture –responsable también del Burj Khalifa- el encargado de hacer realidad este ambicioso proyecto. Se trata de un edificio de tan envergadura que en su interior alojará un hotel Four Seasons de unas 200 habitaciones, 530 apartamentos de lujo y todo un complejo de oficinas. La Kingdom Tower contará con 200 plantas, accesibles a través de 200 escaleras mecánicas y una veintena de ascensores capaz de recorrer diez metros por segundo, lo que supone que en un minuto y 40 segundos se podrá llegar desde la base hasta la cima. Además, en la planta 157 se instalará un observatorio, el más alto del mundo.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.