Jungfraujoch, un tren de altura

JungfraujochConocido como la ‘Cumbre de Europa’, este puerto de montaña suizo tiene la estación de tren más alta del continente, a 3.454 metros de altitud.

Un tren cremallera se encarga de hacer que los viajeros ‘tomen altura’, ascendiendo hasta Kleine Scheidegg, a 2.070 metros de altura. A partir de aquí comienza el recorrido del ferrocarril que se dirige hacia la cima de Jungfrau, a 4.158 metros de altitud.

Los raíles de este peculiar tren, que circula a mayor altura dentro de los límites de Europa, se detienen en la estación de ferrocarril que se encuentra a 3.454 metros de altura. Para conseguir llevar hasta allí este medio de transporte, varios centenares de obreros trabajaron de forma ininterrumpida durante 16 años, haciendo turnos rotativos seis días a la semana para lograr este prodigio de la ingeniería civil.

La terminal de Jungfraujoch es la más alta del continente, y es por eso que se trata de uno de los puntos turísticos más destacados del país. Cientos de viajeros se dirigen a este lugar convirtiéndolo en una de las zonas de altura más concurridas. Y es que además este lugar cuenta con otro tipo de atractivos como el túnel de hielo de Eiger, el Eispalast -palacio de hielo- un conjunto de cavernas talladas en el interior de un glaciar y decoradas con esculturas de hielo permanentes o las vistas espectaculares a esta corriente de hielo de 21 kilómetros de longitud desde la Terraza de la Esfinge.

La aldea cercana de Grindelwald amplía la oferta de ocio de la zona con pistas de esquí, zonas de restauración y un lujoso hotel-spa construido en 1895.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.