Juicio contra activistas de Greenpeace

El próximo lunes se celebrará el juicio por la acción en la Cumbre del Clima de Copenhague y los activistas se exponen a penas de cárcel.

Según un comunicado de Greenpeace, el próximo lunes 20 de junio comenzará el juicio contra los activistas que lograron entrar la noche del 17 de diciembre de 2009 en el palacio de Christiansborg, donde la Reina Margarita de Dinamarca ofrecía una cena de gala a más de un centenar de líderes mundiales presentes en la Cumbre del Clima de Copenhague. Los activistas mostraron dos pancartas en las que se podía leer: Los políticos hablan, los líderes actúan. Los tres activistas de Greenpeace consiguieron acceder al palacio real haciéndose pasar por “Jefe de Estado de la Madre Tierra”, su “esposa”, y un “escolta de seguridad”, y les permitieron el acceso en todos los controles de seguridad que tuvieron que pasar.

Tras ser detenidos, Juan López de Uralde, director de Greenpeace España en aquellos momentos y uno de los activistas que consiguieron entrar en el palacio real, junto con Nora Christiansen, Christian Schmutz y Joris Thijssen pasaron 20 días en la cárcel, todas las navidades de 2009, por el mero hecho de reclamar pacíficamente a los líderes mundiales que estuvieran a la altura de las circunstancias en un momento histórico.

Finalmente, la Fiscalía danesa ha acusado a once activistas de Greenpeace de diversas nacionalidades, de los cargos de allanamiento de morada, falsificación de documentos y suplantación de funcionario público. Estos cargos se ven agravados porque la Fiscalía ha añadido un cargo adicional, el de haber cometido un delito contra la Reina, cargo que no se empleaba en el país danés desde 1934. Los once activistas se exponen a duras penas de cárcel, así como a multas cuya cuantía está aún por determinar. La oficina de Greenpeace en los países nórdicos (Greenpeace Nordic) también está incluida en los cargos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.