Jack Daniel’s Music Day 2012

Jack Daniel's Music Day 2012

Luisen Ramos

El festival que contó con 6 grupos muy interesantes y 4 DJs albergó una jornada con una selección musical atractiva y diversa.

Cada vez está más de moda que una marca ligada a la vida nocturna, como una bebida alcohólica , patrocine un evento musical de gran envergadura. Y esto es lo que hizo la conocida marca Jack Daniel’s el pasado viernes en Madrid. Y cabría pensar que el hecho del evento publicitario que significa quedaría en eso solamente y no aportara nada más en el aspecto musical. Pero no fue así. El cartel era realmente variado, con grupos nacionales e internacionales y de distintos géneros.

La hora de comienzo del evento jugó en contra de Sala & The Strange Sounds ya no había demasiada gente para escucharles a eso de las 18.30 un viernes laboral. Por ello, los que queríamos verlos en directo no pudimos llegar a tiempo.

La siguiente cita fue con La habitación roja presentando su nuevo disco Fue Eléctrico. Los valencianos como siempre, entregados y con un set list bastante correcto. Quizá lo que les falló un poco fue la entrega del público, ya que son un grupo que se crece conforme sienten que el público vibra con ellos. Y tampoco acompañó mucho la hora a la que empezaron, ya que a las 19,15 es muy temprano para comenzar un festival un viernes y mucho de sus seguidores probablemente no pudieron llegar a tiempo. Aún con todo, estuvieron potentes y convencieron y se descubrieron para los asistentes que no los conocían porque pudieron reconocer la gran banda que son y la calidad de su música.

Los siguientes en salir a escena fueron los catalanes Sidonie, que siguen girando con su El Fluído García y volvían a Madrid. Con la necesaria referencia al clásico del fútbol que se celebraría al día siguiente, Marc Ros encabezaba la comunicación con el público además de las partes vocales de las canciones. Enérgicos, psicodélicos y cariñosos como siempre, interpretaron un set list quizá algo más flojo de lo normal debido a los marcados tiempos a los que todos los grupos se vieron sometidos, con su versión de All I HaveTo Do Is Dream que no falta en su actual gira, pero esta vez con el recuerdo póstumo a Levon Helm. Finalizaron con El Incendio algo que deja siempre una gran sensación en el cuerpo de sus actuaciones y que esta vez, sí que sonó hasta el final y sin problemas.

La segunda parte del concierto estaba caracterizada por los grupos internacionales. ¡Los Campesinos! hacía tiempo que no actuaban en Madrid y había realmente ganas de verlos de nuevo por aquí. Tuvieron la mala suerte de contar con el sonido un poco más descuidado que el resto de grupos y con el “cambio de tercio” del cartel  lo que provocó que el ambiente no era todo lo favorable para ellos que cabría esperar. Sobre su actuación decir que empatizaron poco, se limitaron a tocar sus canciones y no conectaron con el público. De todas maneras y con todo esto, el concierto estuvo bien, con su momento álgido en su You! Me! Dancing. Así que esperemos que la próxima vez que vengan a nuestro país, acaban de confirmar para el Arenal Sound 2012, cuenten con algo más de suerte.

Y después llegó la actuación de la noche. Los americanos The Pains of Being Pure At Heart actuaban de nuevo en la capital. Aficionados confesos de España y su cultura, llegaban con muchas ganas y en un momento de la noche apropiado. La mayoría de los asistentes al festival ya se encontraba dentro del recinto y un gran número de seguidores suyos estaban ya listos. Y la verdad es que empezaron con mucha fuerza. El sonido casi perfecto llenaba el Madrid Arena mientras que todo el mundo disfrutaba de sus canciones. Su puesta en escena ha mejorado mucho del año pasado hasta ahora y daba gusto ver cómo Kip Berman se entregaba no solo a la voz sino también a la guitarra. Comunicativos con el público consiguieron hacer valer por si solos la asistencia al evento.

El toque electrónico de la noche lo trajeron los británicos The Whip antes de dar paso a las sesiones de DJs. Con el público en alza, sólo tuvieron que dejarse llevar para llevar al baile colectivo a todo el Madrid Arena. Tocaron los grandes temas de sus dos discos y no pararon de hacer botar y disfrutar de su espectáculo de beats y luces como con Secret Weapon, Trasho Movement.

El evento, por tanto, fue un éxito, ya que congregar tal cartel a un precio tan económico ( se podían conseguir ofertas de 8 y 12 euros) ya es digno de alabanzas. Quizá en cuanto a organización cabría destacar la situación de la caja para cambiar el dinero por la única moneda válida dentro del recinto (los Jacks) que se encontraba fuera del mismo y a la plancha de hamburguesas que se quedó muy pequeña a la hora de la cena.

Esperamos por tanto que cuenten con Madrid para este tipo de eventos en un futuro. ¡Nosotros encantados!

 

 

 

Luisen Ramos

@luisen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.