Itokawa 25143

Itokawa 25143El asteroide que captó la atención de los japoneses.

La sonda japonesa Hayabusa –‘halcón peregrino’ en japonés- fue lanzada al espacio en 2003 con un objetivo claro: obtener más información acerca del asteroide Itokawa 25143, un asteroide Apolo descubierto en 1998.

El 20 de noviembre de 2005, la sonda espacial japonesa logró aterrizar sobre la superficie del asteroride y permanecer allí durante aproximadamente 20 minutos. Unos días después, el 25 de noviembre, realizó un segundo aterrizaje sobre el Itokawa 25143 y fue capaz de tomar algunas muestras del suelo que, mediante observaciones posteriores han conducido a la teoría de que el asteroide tiene diferentes densidades en función de la zona de exploración.

Tras varios años ‘perdida’ en el espacio, Hayabusa regresó al planeta Tierra, completándose la primera misión de retorno de muestras de un asteroide. Durante la misión se tomaron más de 1.500 fotografías de las que la Agencia Espacial Japonesa –JAXA-, apenas ha hecho públicas una veintena. Uno de los aspectos más llamativos de este asunto es que en algunas de las fotografías se podía observar, en uno de los extremos de la superficie del asteroide, una forma extrañamente circular, de bordes perfectos. Una construcción similar a la de la cúpula de un edificio y de la que apenas se ha dado información, motivo suficiente para que comenzara a circular el rumor de que sobre el asteroide había una base utilizada como estación por alguna civilización no terrestre.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.