Isabel Canino murió estrangulada cuando estaba inconsciente

La autopsia de la joven tinerfeña revela que la muerte se produjo por asfixia mientras la joven estaba inconsciente, pero se desconoce a ciencia cierta cómo llegó a ese estado.

Todo apunta a que Isabel Canino recibió un golpe en la cabeza propinado con un objeto semiblando por un agresor que, según la posición de la herida, debió de estar situado a espaldas de su víctima. Sin embargo, no se ha aclarado aún si fue este golpe el que le produjo el estado de inconsciencia en el que posteriormente la joven sería asfixiada. Y es que existe la posibilidad de que la víctima hubiera ingerido éxtasis líquido, una droga que produce efectos similares al estado de inconsciencia, dejándola a merced de su agresor. Ésta segunda opción es la que baraja un experto en criminología que ha preferido mantener el anonimato, pero se trata de una posibilidad que ya nunca llegará a esclarecerse ya que, para detectar la droga en el cuerpo del cadáver, los análisis de sangre u orina debieron hacerse durante las 67 horas posteriores a su muerte.

En cualquier caso, se sabe que la víctima murió mientras estaba inconsciente ya que el cuerpo no presenta síntomas de cualquier otro tipo de agresión ni de haber intentado defenderse mientras su agresor la asfixiaba. Únicamente se han encontrado restos de ADN en una de las uñas de la víctima, pertenecientes a un varón que no es Salvador Morales, el hasta ahora principal sospechoso del crimen.

En cuanto al lugar en el que fue encontrado Isabel Canino, el informe establece que el cuerpo tuvo que ser trasladado a la fosa o bien inmediatamente después de ser asesinada o bien entre las 36 y las 48 horas posteriores al crimen ya que, de otra manera, la rigidez del cadáver no hubiera permitido su introducción en la fosa sin producirle lesiones en el cuerpo.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.