Investigadores de la ULL averiguan cómo se alimentan los zifios en El Hierro

Estudios de Zifios en El HierroHasta este momento se desconocían las pautas de alimentación de estos animales que pueden permanecer una media de 48 minutos buceando en busca de comida.

La revista PLoS ONE ha publicado recientemente un estudio que da cuenta de la investigación realizada conjuntamente por investigadores del Departamento de Biología Animal de la Universidad de La Laguna, de la Universidad de Aarhus -Dinamarca- y el Instituto Oceanográfico Woods Hole -Estados Unidos-, gracias a la cual se ha podido comprender mejor el sofisticado sistema de biosonar de los zifios de Blainville que habitan las aguas de EL Hierro, y cómo estos depredadores se alimentan en las profundidades del océano.

Según informa la Universidad de La Laguna, los investigadores han equipado a nueve de estas ballenas con marcas de grabación de sonido de alta resolución DTag. Estos dispositivos de pequeño tamaño se adhieren con ventosas y registran de forma pasiva todos los sonidos que produce y recibe el animal. De este modo, se puede rastrear el comportamiento de los animales y sus respuestas a estímulos ambientales desde una perspectiva increíble.

Hasta el momento, se desconocía dónde y cómo estos grandes depredadores se alimentaban durante sus largos buceos, que pueden llegar a alcanzar los 65 minutos de duración. Ahora, se ha podido averiguar que estos animales crean mapas acústicos para navegar, y utilizan el fondo marino para orientarse y localizar zonas de concentración de alimento en aguas profundas. Durante los buceos, los zifios emiten chasquidos ultrasónicos para buscar a sus presas, y una combinación de zumbidos y series más rápidas de chasquidos para capturarlas.

Los sonidos que producen estos mamíferos marinos permiten describir, por primera vez, el comportamiento de un depredador de buceo profundo en el contexto del entorno que lo rodea, a más de mil metros bajo la superficie. Estos datos han revelado que los zifios de Blainville estudiados en El Hierro se alimentan muy cerca del escarpado talud de la isla, en ocasiones a tan solo cinco metros del fondo marino, donde encuentran abundantes recursos.

Este estudio ha sido apoyado por el Programa de Investigación y Desarrollo Ambiental Estratégico del Departamento de Defensa de EEUU, el Programa Nacional de la Sociedad Oceanográfica de EEUU, el Ministerio de Defensa español y el Gobierno canario.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.