Inundaciones y derrumbes en La Palma

Presas llenas, barrancos por los que corre el agua y numerosos destrozos.

El temporal que ha azotado Canarias durante los últimos días ha dejado dos imágenes contrapuestas. Por un lado, la de las presas que al fin comienzan a llenarse después de un largo período de sequía, junto con la de los barrancos que dejan correr el agua favoreciendo a que crezca nuevamente la vegetación en estas zonas y la tierra de finalmente sus frutos.

Sin embargo, la incesante descarga de agua se ha cebado con algunas partes del Archipiélago, especialmente en La Palma, donde se han registrado numerosas inundaciones y derrumbes y donde, por medidas de prevención, fue incluso necesario suspender las clases. El Cabildo insular se ha afanado en las tareas de limpieza y acondicionamiento de las diferentes vías que fueron cortadas al tráfico, algunas de las cuales todavía se mantienen inoperativas.

Un inmueble deshabitado del municipio de la Villa y Puerto de Tazacorte se derrumbaba como consecuencia de las fuertes precipitaciones y varias conexiones aéreas tuvieron que ser anuladas durante el día de ayer.

La alerta naranja se mantiene en la práctica totalidad de La Palma, a excepción de la vertiente oeste de la isla. El resto de islas de la provincia occidental se mantienen en alerta amarilla por vientos y precipitaciones al menos hasta la jornada de mañana.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.