‘Internet profunda’

‘Internet profunda’Todo lo que no conoces de la Red.

Existe en Internet una incalculable cantidad de información que resulta ‘invisible’ para los buscadores tradicionales y que, al quedar al margen de sus procedimientos de indexación, queda al margen también del conocimiento de la mayoría de los usuarios.

Esta parte desconocida de la Red recibe el nombre de ‘Internet profunda’ –en inglés, ‘Deep web’ y en ocasiones ‘Dark web’o ‘Hidden web’- y es producto de las limitaciones que tienen los motores de búsqueda para incluir en el índice de Internet el contenido de determinadas páginas web: archivos ejecutables o comprimidos, páginas con más contenidos audiovisuales que texto, formularios, bases de datos restringidas, webs protegidas por contraseñas… En todos estos casos la información se queda sin indexar –a veces de manera deliberada-, perdiendo por tanto la posibilidad de que, a través de determinadas palabras clave o metadatos el usuario pueda acceder a ella a través de los buscadores.

En consecuencia, existe en Internet todo un subuniverso de información que, según estimaciones –pues resulta imposible hacer cálculos exactos- podría ser hasta 500 veces superior al ‘Internet superficial’. Aunque la mayor parte de estos contenidos ‘ocultos’ carece de relevancia para la mayoría de los usuarios, dadas sus características de ‘invisibilidad’, la Internet profunda se ha constituido como el lugar idóneo para desarrollar actividades al margen de la ley. Si bien existe mucho de mito acerca de los contenidos ocultos de la Red, es cierto que esta parte de Internet cumple con los requisitos óptimos para la puesta en marcha de mercados ilegales que pueden ir desde el tráfico de drogas hasta la contratación de sicarios. Con todo y, a pesar del nombre que se le ha dado a esta región de Internet, no se trata de una zona de acceso prohibido, ni misterioso, ni mucho menos peligroso sino más bien de un espacio invisible y desordenado en el que la información carece de tarjeta de presentación.

En los últimos años se han desarrollado varios proyectos para facilitar a los usuarios la exploración de esta parte de Internet. Uno de los más populares es TOR, un programa que permite el acceso a información poco convencional manteniendo el anonimato de los usuarios.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.