Inseguridad en las grandes superficies ante los nuevos impuestos

La Asociación de Grandes Empresas de Distribución de Canarias asegura que podría haber despidos y cierres.

El incremento de la presión fiscal anunciado por el Gobierno ha generado cierta preocupación entre los empresarios que tienen negocios en grandes superficies y que podrían ver aumentado hasta en un 7 por ciento los alquileres de sus locales.

Según la Asociación de Grandes Empresas de Distribución de Canarias –Asodiscan-, con la aplicación de estas nuevas medidas tributarias se corre un alto riesgo de que haya despidos y cierres de muchos negocios al no poder hacer frente al incremento de las tasas. Y es que, aunque todavía no se conocen todos los detalles de los cambios propuestos, se sabe que los empresarios pagarán en función de los metros cuadrados que ocupen sus negocios, y no en función de los beneficios que obtengan por su actividad.

“Resulta muy difícil entender que, en la actual coyuntura económica, se pueda establecer un nuevo impuesto sobre un sector que está padeciendo una fuerte recesión del consumo y, simultáneamente, haciendo enormes esfuerzos en la contención de los precios”, asegura Asodiscan en un comunicando en el que muestra su preocupación ante estas modificaciones tributarias.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.