Inesperado aguacero al norte de Gran Canaria

La lluvias se desplazan hacia el este del Archipiélago.

Después de tres días de intensas lluvias en la provincia occidental que provocaron numerosos destrozos en las islas de La Palma y en Tenerife, lo que queda de este frente se ha desplazado hacia el este descargando un repentino aguacero en el norte de Gran Canaria.

No existía ningún aviso de que fuera a llover con esta intensidad, pero lo cierto es que en los municipios de Firgas y Moya se registraron 102 y 85 litros de agua respectivamente durante las lluvias de la madrugada del miércoles. Estas inesperadas precipitaciones provocaron inundaciones y desprendimientos en varios puntos de estos municipios y en Moya, donde la única vía de acceso al barrio de Doramas quedó incomunicada, fue necesario suspender las clases.

La Aemet ha levantado las alertas en el Archipiélago y de momento no se esperan episodios como los de los últimos días.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.