Viernes, 19.12.2014

Tarjeta de Embarque
El Cobertizo
Cinescopado
Tortilla Literaria

De Sevilla a Santiago 11 Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Tarjeta de Embarque
Lunes, 04 de Octubre de 2010

OrenseValeriano Pérez

Martes, 29 de junio de 2010. Buen desayuno tempranero y carretera. A  las 8.40 decimos adiós a Oporto y por la A3 nos vamos a la frontera.

 

Dejamos el país por Valença, tras haber pasado por Braga, la antigua Bracara Augusta de 175.000 habitantes regada por los ríos Este y Cávado. A  las 10.00 cruzamos el río Miño y entramos en España por Tuy; hora y media mas tarde estamos en Orense, tras recorrer hoy unos 212 km.

Orense o Ourense, es la ciudad gallega del noroeste español, a orillas del Miño. Sus manantiales en aguas ricas en azufre han sido utilizados desde la época romana. Las excavaciones han sacado a la luz restos de lo que fuera una antigua piscina termal del siglo I antes de Cristo. Ello da fe de que la pasión de Orense por el agua viene de lejos. Los romanos denominaron este asentamiento el nombre de Aquae Aurante (aguas abrasadoras) de donde puede provenir el nombre de la ciudad o fue quizás de Auriense, (la ciudad de oro, por las minas de ese metal).

En Orense está el Ponte Vella o Mayor,  puente romano reconstruido en el siglo XIII. De igual fecha es la catedral románica de San Martiño con elementos gótico y aspecto de fortaleza. La ciudad alcanzó el rango de capital con los suevos en el siglo V y su población ronda los 110000 habitantes. Como solemos hacer, paramos en el primer hotel que vemos y pedimos  un mapa que nos guíe por el casco antiguo y nos indique donde hay un buen aparcamiento que nos libere del, momentáneamente inútil, coche. Luego callejeamos por la ciudad y en un momento dado oigo un grito “Valeriano”. Sorprendidos y contentos abrazamos a Lito y a Cristina, un matrimonio amigo (de Pontevedra él) con los que hemos tenido la suerte de caminar en  muchas ocasiones por los senderos de Tenerife. Ellos están haciendo esa parte del camino jacobeo a que me refería al inicio del relato y se separaron momentáneamente del grupo principal para saludar a su familia gallega y piensan reagruparse mañana. Lógicamente ellos también se alegraron del feliz encuentro y ya juntos nos llevan a conocer Las Burgas de la Rua do Progreso y que forman un conjunto de 3 fuentes de aguas termales: “El Jardín de las Burgas”.

La Burga de Abaixo es neoclásica del siglo XIX, la Burga de Arriba es una construcción popular del siglo XVII y la Burga do Medio es de fabricación moderna. El “pillo” de Lito no me avisa y me deja meter la mano que casi me la achicharro, pues no en vano las aguas salen a 67º. Una canción dice “Tres cosas hay en Orense que no las hay en España, El Santo Cristo, El Puente Romano y Las Burgas hirviendo agua”.

Seguimos juntos el paseo y cuando nos parece oportuno buscamos en donde comer y lo hacemos excelentemente en un restaurante cercano al que nos guió un atento ciudadano que nos vio consultando el mapa. La jovial pareja se despide pues tienen cita  para los baños termales, en donde tendrán además sesión de masaje que los dejarán como nuevos. Quedamos en vernos mañana ante la catedral de Santiago y nosotros    vamos a proseguir la visita para conocer mejor esta atractiva ciudad.

Visitamos la catedral de San Martiño donde se venera el famoso cristo gótico orensano que se dice que fue traído en el siglo XIV por el obispo Vasco CatedralPérez Mariño, desde Fisterra (Finisterre) donde había aparecido flotando sobre el mar Pelos y barba naturales parecen  brotan como de piel humana y la leyenda quiere creer que crecen, dada su naturalidad. Es notable su Pórtico do Paraíso del siglo XIII (guarda influencias del Pórtico da Gloría de Santiago, aunque conserva su policromía original).

Seguimos nuestro deambular que nos lleva hasta el Puente Romano y pasamos a la otra orilla para volver al casco histórico por una pasarela que conduce a un “fresco” centro comercial con escaleras mecánicas. Damos por finalizado el paseo urbano y recuperado el “fotingo”, nos dirigimos a la zona de las piscinas termales que se ubican en la orilla del Miño, decididos a dar uso por fin a los bañadores que hemos traído.

Con alguna dificultad por la falta de señalización fiable, llegamos a las Burgas de Outariz que tienen cinco círculos empedrados sumergidos algunos de hasta 60º, donde hay que tomar los baños sentados, con las piernas estiradas y sacando solo la cabeza, sin pasar de 15 o 20 minutos. Son las más alejadas pero tienen aparcamiento y pasarela de acceso. A lo largo de la ribera derecha del río se hallan varias instalaciones más de igual tipo, en forma de Pozas, Termas, Burgas o Fontes, algunas de explotación privada como las termas de Chavasqueira de estilo japonés. Están disponibles las 24 horas, en verano e invierno, pero el servicio de guardarropa, vigilancia y limpieza tiene un horario limitado, sin que se prohíba bañarse de noche. El usuario debe ducharse antes del baño y no tener heridas, vendajes, ni enfermedades infecto-contagiosas.

TermasHace tiempo que los yacimientos de oro de Orense a lo largo del Miño se agotaron, pero este otro tesoro sigue fluyendo y la abundancia de su caudal le permite ser la segunda ciudad Europea en recursos termales.

A las 19,20 dejamos Orense y nos vamos con dirección a Carballino que está a solo 25 km. de distancia por lo que en 40 minutos estamos buscando el Apartotel Arenteiro que resultó céntrico, amplio y cómodo y a un precio de 60,00 €, por lo que la relación calidad/precio fue buena. Tenía dos habitaciones con dos camas de matrimonio, baño y cocina completa, lo cual permitiría traer comida de fuera o hacerla allí mismo y una vez instalados salimos a dar un paseo por el cercano Barrio de Flores, origen de la villa y lugar donde se concentra el casco histórico.

Carballino o Carballiño es un municipio de Orense situado a orillas del  río Arenteiro (el argentarium de los romanos), en el arranque de la comarca del Ribeiro. Es una comarca agraria en la que destacan sus viñedos, aunque también tiene importancia el ganado vacuno y la  avicultura. Su población es unos 14000 habitantes y está a 400 metros sobre el nivel del mar. Su nombre significa “roble pequeño” El roble, de hojas perennes y que da bellotas fue, desde las tradiciones celtas, un árbol de signo positivo al que se le consideraba como remedio para distintas enfermedades. Carballino, es un importante centro turístico gracias a su importante balneario de aguas termales del Areinteiro, conocido en todo Galicia. Entre sus monumentos principales destacan la iglesia de la Vera Cruz construida en granito sin pulir que fue edificada entre 1943 y 1952. En ella destaca una evidente amalgama de estilos y su diseño innovador.

Carballino es cruce de caminos entre las tierras del interior de Galicia y su costa. En el entorno de su Parque Municipal de 60 ha. tiene lugar una famosa romería gallega: “a Festa do Polbo” dedicada a un manjar exquisito: “ el polbo á feira” en el que el pulpo es el invitado principal. Y precisamente es ese “delicado manjar” el que nos apetece para cenar pero, nuestro gozo en un pozo, hoy martes cierran sus “pulperías” y aunque lo comimos en otro restaurante, como no era especializado, no resultaría lo mismo Para compensar añadimos unas gambas rebosadas. Hoy jugaban al fútbol España y Portugal y toda la ciudad estaba en las terrazas acondicionadas para verlo. Nosotros lo vimos donde cenamos y como ganó España, dimos gracias por haber salido ya de Portugal.

Después de la cena dimos un largo paseo nocturno por un Carballino iluminado que ofrecía un excelente aspecto y nos retiramos a descansar.

 

 

 

Valeriano Pérez

Fotografías: Enrique Vera

 

 

 

 

2009-2014 © El Ilustrador digital

El Ilustrador digital usa cookies para mejorar la experiencia de navegación de nuestros usuarios. Al navegar por nuestra web aceptas el uso de cookies. Normativa.

Acepto las cookies de esta web .