Imputan a los policías que detuvieron a Curbelo en Madrid

Se les acusa de detención ilegal y abuso de autoridad.

Los tres agentes que en 2011 llevaron a cabo la detención en Madrid del presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, a su hijo y a un amigo de éste, han sido imputados por la presunta comisión de cuatro delitos: detención ilegal, abuso de autoridad, daños y lesiones.

Los hechos se produjeron en la madrugada del 14 de julio de 2011 en la calle Orense después de que el presidente y sus acompañantes salieran de un local nocturno para dirigirse a una comisaría y denunciar el incidente del que al parecer habían sido víctimas. Sin embargo, al parecer esta denuncia no se pudo tramitar porque los agentes del Cuerpo Nacional de la Policía que procedieron a la detención no les habrían dejado interponer dicha denuncia y finalmente habría sido la juez instructora la que la tramitó.

A raíz del escándalo nacional que supuso la detención de Casimiro Curbelo éste abandonó el puesto que por entonces ocupaba en el Senado. Los policías mantienen la versión de que fueron agredidos por Curbelo y que éste pretendió un trato de favor haciéndose valer de su condición de senador.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.