El Parlamento de Canarias respalda el impuesto al azúcar

impuesto al azúcar

Publicidad de Coca Cola

Podemos asegura que se trata de un impuesto solidario para evitar que las personas más humildes compren productos poco saludables

El Parlamento de Canarias ha respaldado la propuesta lanzada por el Grupo Parlamentario Podemos Canarias para implantar un nuevo impuesto al azúcar que afectará, principalmente, a las bebidas carbonatadas. El diputado Francisco Déniz ha defendido esta propuesta como una iniciativa que no responde únicamente a fines recaudatorios, sino que ayudará a invertir más en “investigación sobre la relación salud-alimentación y desigualdad social” y, sobre todo, “a campañas de sensibilización favorables a una dieta saludable”.

El impuesto al azúcar favorecerá especialmente a las clases más humildes

Con los eventuales incrementos de precio en productos como las bebidas carbonatadas y con azúcares añadidos, Podemos asegura estar velando por la salud de la gente humilde. “Este es un impuesto solidario, porque el problema de la diabetes y la obesidad infantil afecta a las clases populares, ya que las condiciones socioeconómicas tienen un poder patógeno oculto, la comida basura es más barata y hay que poner obstáculos a los alimentos perjudiciales para la salud”, ha asegurado Déniz.

El impuesto se extiende también a otro tipo de alimentos a los que habitualmente se les añade azúcar como los embutidos o las pizzas. Asimismo, la resolución incluye que el Gobierno canario regule “la venta de alimentos y bebidas ricos en grasas saturadas y azúcares en los centros de Educación Secundaria” y que, en un plazo de dos años, “aumente hasta cinco horas semanales el tiempo dedicado a la actividad física extraescolar en los centros educativos”, sumándolas a las tres horas vigentes dedicadas a la educación física.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.