Identificaciones policiales de hasta 6 horas

El Gobierno aprueba la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana.

El Consejo de Ministros ha aprobado la remisión a las Cortes Generales del Proyecto de Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana, que según el Gobierno es «una nueva ley acorde a las exigencias de nuestro tiempo».

Esta Ley «nace en perfecta sintonía» con el proyecto de reforma del Código Penal que se está tramitando en el Congreso de los Diputados, en el que desaparecen las faltas como categoría de infracciones penales y, en consecuencia, determinadas conductas que hasta ahora estaban sancionadas en el Código Penal pasarán a estarlo en una norma administrativa.

Identificación

En el Capítulo III se establece que la identificación debe respetar los principios de no discriminación y proporcionalidad, es decir, se prohíbe que se hagan identificaciones indiscriminadas o por perfiles étnicos. Además, se regulan los supuestos excepcionales de traslado a dependencias policiales para identificación. Esta diligencia sólo se practicará cuando no sea posible la identificación por medios físicos o telemáticos y siempre por el tiempo estrictamente necesario, que no podrá superar las seis horas, expidiendo un volante acreditativo del tiempo de permanencia en dependencias policiales. También, se regula la práctica de los registros corporales externos o cacheos, sometidos a los principios de no discriminación e injerencia mínima.

Grupos de infracciones

Sólo se tipifican cuatro infracciones muy graves -multa de 30.001 a 600.000 euros-, que son precisamente aquellas conductas susceptibles de causar gravísimos daños a personas y bienes. Tal es el caso, por ejemplo, de la proyección de haces de luz sobre los pilotos o conductores de medios de transporte que puedan deslumbrarles o distraer su atención y provocar accidentes.

Se tipifican veintiséis infracciones graves -con multa de 601 a 30.000 euros-, relacionadas con actos de violencia, vandalismo e incivismo. En lo relativo a las conductas violentas que se producen con ocasión de manifestaciones, el texto sólo pretende sancionar las acciones violentas, agresivas o coactivas, como por ejemplo la invasión de las pistas de un aeropuerto o la provocación de incendios en la vía pública. Además, la Ley sanciona como infracción grave «la perturbación del desarrollo de una manifestación.»

Se tipifican, por último, diecisiete infracciones leves -con multa de 601 a 30.000 euros-, considerando como tal la celebración de manifestaciones sin comunicación previa, que en la Ley vigente se sanciona como infracción grave.

 

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.