¿Cuántas veces se ha acabado el mundo?

Erupción del VesubioLa extinción del planeta y de la vida tal como la conocemos ha sido el tema principal de numerosas profecías, fallidas hasta el momento.

Plagas, meteoritos, alineaciones planetarias… Aunque esté de actualidad, el tema del ‘Fin del Mundo’ es un aspecto recurrente en el modo de pensar de la mayoría de las civilizaciones que han habitado la Tierra.

La obsesión de los seres humanos por encontrar respuestas ha hecho que durante miles de años se haya transmitido también el temor de que un día llegará el fin para quienes habitan el planeta. Esta amenaza del fin de los días, casualmente y debido a determinadas interpretaciones, siempre resulta cercana.

Desde hace tiempo se habla de las profecías de los mayas y de un inminente fin del mundo previsto para el 21 de diciembre. Pero en otras muchas ocasiones los medios de comunicación se hicieron eco de profecías que,

El 27 de febrero de 2009 una curiosa alineación de los planetas debería haber causado estragos en el planeta: terremotos, heladas, erupciones volcánicas… También hubo alineación planetaria el 5 de mayo de 2000, algo que, según Richard Noone haría que el hielo se derritiera inundando la tierra. La alineación de los planetas no ha resultado preocupante, pero el aumento de la temperatura del planeta sigue siendo un problema, si bien está provocado por la acción del ser humano.

También se comenzó con mucho miedo el año 1666 -por contener ‘el número de la Bestia’- y el año 2000, en el que el cambio de dígito iba a traer consigo el colapso de máquinas y ordenadores, arrastrando a la Humanidad hacia el caos.

Los libros del Apocalipsis han sido objeto de ‘estudio’ -más bien de interpretación- a la hora de elaborar algunas de estas profecías. Por ejemplo, en base al libro 1997, los testigos de Jehová aseguraron ya desde su fundación que el mundo finalizaría en 1914. Desde entonces han ido modificando su discurso por uno más abierto: “el Fin del Mundo está cerca”.

Hubo quien auguró un destino catastrófico para el planeta cuando comenzó a funcionar el colisionador de hadrones del CERN, y se extendió el rumor de que esta actividad podría provocar la creación de un enorme agujero negro capaz de tragarse la Tierra.

Pero, por el momento, el planeta no parece tener una fecha de caducidad exacta. Con todo, los expertos insisten en que es cierto que determinadas prácticas están acelerando el agotamiento de recursos naturales y el aumento de la temperatura del planeta, por lo que es probable que el fin del mundo tal como lo conocemos esté más cerca de ser producto de nuestros actos que de extrañas coyunturas sobrenaturales, planetarias o místicas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.