IAC y ULL realizan un ‘estudio demográfico’ de estrellas

Estrellas de la galaxia M32 y M31 analizadas en el estudioEl método desarrollado permite desentrañar la historia de la formación estelar en las galaxias a partir del color y el brillo de sus estrellas individuales.

Los investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias -IAC- y el Departamento de Astrofísica de la Universidad de La Laguna -ULL- Sebastián Hidalgo y Antonio Aparicio han desarrollado un método que permite desentrañar la historia de la formación estelar -HFE- en las galaxias a partir de dos variables de sus estrellas individuales: su brillo -magnitud- y su color.

“Si aplicáramos los principios de la demografía a la astrofísica, estudiar poblaciones estelares supondría analizar de qué forma y en qué número viven las personas en una ciudad o país a lo largo de toda su historia. Lo que estudiamos en esta ocasión es cuántas personas nacen -número de estrellas-, con qué peso -masa- y con qué color de ojos -abundancia química- desde que se fundó la ciudad -galaxia- hasta hoy en día. Además, también investigamos cómo se distribuyen estas personas en el territorio: si las más viejas viven en el centro o en el extrarradio, por ejemplo”, explica Hidalgo.

Las dos variables clave para este análisis son la magnitud o brillo y el color. La relación entre el color de una estrella y su magnitud no es arbitraria. Depende fundamentalmente de tres factores: la masa, la edad y la abundancia química. «Nuestra labor consiste en obtener el diagrama color-magnitud de las galaxias cercanas y compararlo con los diagramas del mismo tipo que se obtienen de los modelos teóricos de evolución estelar», concreta el investigador del IAC.

De esta comparación entre ambos diagramas color-magnitud se obtienen finalmente las edades y abundancias químicas de las estrellas que se formaron en esa galaxia. Para Hidalgo, “el estudio es importante porque, entre otras cuestiones, puede ayudarnos a comprender cómo evolucionan las galaxias elípticas mayores que se encuentran mucho más distantes y de las que no podemos obtener la magnitud y el color de sus estrellas menos brillantes, necesarias para conocer la HFE a lo largo de toda la vida de la galaxia”.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.