Huesos humanos en un caserón de Jinámar

Durantes las investigaciones llevadas a cabo en el caso de la desaparición de Sara Morales en la isla de Gran Canaria, han aparecido huesos humanos en un pozo de Jinámar.

La Policía Nacional acordonaba el caserón abandonado tras encontrar en un pozo restos de huesos humanos que a partir de mañana serán recogidos por una unidad especial subacuática para su análisis. El pozo se encuentra en el interior de un viejo caserón abandonado que durante el siglo pasado formaba parte de una explotación agraria. Posteriormente el pozo fue utilizado para la extracción de agua necesaria para las obras realizadas en la zona. Se trata de uno de los lugares que la Policía Nacional había marcado como una de las varias zonas en las que debía investigarse la desaparición de Sara Morales, hace ya cuatro años. Desde entonces, nunca se ha dejado de investigar en el caso y, a petición de la madre de la niña, los trabajos habían empezado hace unos días en la zona de Jinámar después de que las pistas seguidas en las inmediaciones de un centro comercial a las afueras de la capital no condujeran a ninguna parte.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.