Huelga de hambre frente a la sede del Gobierno

Un ganadero grancanario a punto de ser desahuciado acusa a la Administración de haberlo llevado a la ruina.

Antonio Pérez se ha plantado frente a la sede del Gobierno de Canarias decidido a iniciar una huelga de hambre hasta que sus demandas sean escuchadas por la Administración, a la que culpa directamente de la situación por la que está pasando.

Este ganadero de Arucas se vio obligado en 2005 a sacrificar a su ganado por un brote de tuberculosis mal diagnosticado por los responsables de este área en el Gobierno regional. Según el afectado, el Gobierno se comprometió después a restituir algunas de sus cabezas de ganado y a comercializar sus productos en compensación por lo sucedido. Sin embargo, a día de hoy la Administración sigue sin cumplir con lo prometido, por lo que el ganadero asegura estar pasando por serias dificultades económicas y al borde del desahucio. Actualmente sólo recibe el apoyo del 15-M y de varios movimientos ciudadanos que se han sumado a su lucha por la defensa de los pequeños ganaderos de la isla.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.