‘Hitchcock’

Hitchcock

Genio y persona.

Para ser un biopic, parece que Sacha GervasiAnvil, el sueño de una banda de rock– no profundiza demasiado en el personaje de Hitchcock. Al menos no de forma directa, revelando misterios que realmente ayuden a entender el carácter del famoso director de cine.

El complicado rodaje de Psicosis, que en principio debería servir como pretexto para esta búsqueda de la identidad de Alfred Hitchcock, parece tomar demasiado protagonismo en ciertos aspectos de la historia pero lo cierto es que al final ambas partes -tanto la del rodaje como la de la vida del director- parecen quedarse un poco a medias.

Sin embargo, bien sea por las interpretaciones protagonistas de Anthony HopkinsEl rito, El silencio de los corderos– y Helen MirrenLa reina, La deuda– o por la forma que adopta la narración, integrando en la trama ‘real’ elementos de suspense que pertenecen a la imaginación de Hitchcock, la película resulta interesante, entretenida y recomendable. Gervasi logra extraer algo de la interpretación de Hopkins que hace que Alfred Hitchcock nos resulte un personaje cercano por el que desde el comienzo el espectador experimenta cierta simpatía. Se establece entre el público y el protagonista una relación parecida a la que existe entre ésta y su esposa Alma Reville: en ambos casos, se trata de figuras que permanecen en la sombra pero sin las que la genialidad del director no podría ni tendría razón de ser.

También se abordan otros temas -aunque todo quede un poco en la superficie- como la vejez, la búsqueda de la perfección, la necesidad de reconocimiento o el deseo de no poner límites a aquello en lo que realmente creemos.

Desgraciadamente, poco se puede extraer de la calidad del personaje de Hopkins si no se ve la película en versión original, en la que el actor se luce con una dicción impecable que saca a relucir la parte más británica de Hitchcock, algo que también se deja entrever en el delicioso humor de los personajes, pincelado de educada ironía.

Así pues, a pesar de no ser tan profunda como lo que pretende ser, se trata de una película que no decepcionará ni a los fans incondicionales del rey del suspense, ni a los no tan fieles, ni siquiera a los que solo quieren pasar un buen rato en el cine.

 

Celina Ranz Santana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.