Hallan un cadáver atado, desmembrado y calcinado en Tenerife

El cuerpo se encontraba en el barranco de Añaza después de que los vecinos advirtieran un fuerte olor a quemado.

La Policía Científica y el Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría Provincial investigan el suceso: un varón de entre 20 y 30 años, atado con un alambre desde el cuello hasta las piernas, había sido troceado y quemado en el barranco santacrucero de Añaza.

Los vecinos de la zona dieron la voz de alarma tras detectar un fuerte ‘olor a barbacoa’ desde el pasado sábado. Además, varios testigos aseguran haber visto hasta tres jóvenes en la zona en la que fue localizado el cuerpo sin vida.

Las autoridades inspeccionaron la zona y dieron con el cadáver en el fondo del barranco de Añaza, desmembrado en tres partes y con algunos trozos esparcidos por varias zonas del barranco, probablemente por los perros de caza de la zona. La cabeza se encontraba separada del cuerpo en la entrada de una cueva y en el lugar en el que se produjo en incendio se descubrieron hasta tres diferentes focos de ignición, avivados por el uso de algún tipo de combustible y neumáticos de coche.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.