Haidar sale de casa pero bajo vigilancia

Un mes después de su regreso a El Aaiún, la activista por los derechos saharauis asegura haber salido de casa pero bajo la vigilancia de la policía marroquí.

Su regreso a la ex colonia española tras una dura huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote, tampoco ha sido sencilla. Tras aterrizar nuevamente en El Aaiún y convertir en una fiesta el barrio activista en el que reside, Haidar ha pasado varias semanas recluida en su casa sintiendo la estricta vigilancia de la policía marroquí. No ha sido sólo el hecho de que Haidar no pudiera salir de su hogar, sino que muchos de sus amigos no han podido acceder a la vivienda, bloqueada por fuerzas policiales y militares marroquíes. Sin embargo, la activista asegura que ya ha salido a la calle en algunas ocasiones y ha conseguido visitar a algunos compañeros de activismo, aunque no ha dejado de sentir la vigilancia de las autoridades marroquíes.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.