Hacienda rectifica y acepta las facturas falsas de la Infanta

La Agencia Tributaria calificó de ‘ficticios’ los mismos documentos que ahora admite.

En el informe redactado por Hacienda el pasado mes de junio, se rechazaron como deducibles tres facturas emitidas en 2007 por Diego Torres a la empresa Aizoon con el concepto ‘Asesorías’, la fórmula más empleada por Urdangarín y su socio para defraudar al fisco y hacerse con importantes sumas de dinero público.

En este caso, las facturas ascienden a un total de 69.990 euros, una cantidad que la Agencia Tributaria se negó a admitir como deducible en su informe del mes de junio al considerar que se trataba de justificantes ‘ficticios’. Sin embargo, en su último dictamen de pasado 14 de noviembre, Hacienda admitió estos justificantes de pago haciendo que la cuota defraudada por la sociedad Aizoon -participada al 50 por ciento por Iñaki Urdangarín y la Infanta Crisitina- se situara por debajo del límite de los 120.000 euros a partir de los cuales se contempla ya un delito en el Impuesto de Sociedades.

Por otro lado, muchas de las facturas analizadas que corresponden al período de tiempo entre 2007 y 2010 no precisan siquiera los servicios a los que responden, limitándose a una vaga descripción en la que figuran “Honorarios profesionales por servicios de consultoría”. Incluso en 2011 el Ministerio Fiscal aseguró que muchas de estas facturas -incluidas las de Aizoon y la de otras empresas de la esfera del Instituto Nóos- “responden presumiblemente a efectos puramente fiscales sin que den cobertura a servicios reales”.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.