Hacienda Nápoles

Hacienda Nápoles

Hacienda Nápoles / XalD

El hogar de Pablo Escobar transformado en parque temático

En 1978 el narcotraficante colombiano Pablo Escobar, junto a sus primos Jhonny Bedoya Escobar y Luis Bedoya Escobar adquirió esta enorme propiedad ubicada en el municipio de Puerto Triunfo, en el departamento de Antioquia. Una extensa finca rural que no tardaría en convertirse en la evidencia del éxito del Cartel de Medellín.

Las obras acometidas por Pablo Escobar en esta propiedad transformarían la Hacienda Nápoles en un símbolo de su imperio de la droga. Allí el narco construiría una enorme mansión con piscinas, colecciones de automóviles, pistas para el despegue y aterrizaje de aviones, hangares, establos, un zoológico, una plaza de toros, un coliseo… y prácticamente cualquier excentricidad que se le pasara por la mente al famoso narcotraficante.

El auge y la decadencia de Escobar en la Hacienda Nápoles

Pero las fiestas y orgías que se celebraban en la Hacienda Nápoles no duraron para siempre. Sobre aquellos encuentros se ha contado de todo, desde conciertos de importantes estrellas internacionales hasta asesinatos a sangre fría por disputas aparentemente banales. En la mansión de Pablo Escobar podía suceder de todo y a expensas del capo del narcotráfico se celebraban auténticas bacanales.

Sin embargo, cuando las autoridades colombianas cierran el cerco sobre escobar y éste se ve obligado a escapar a Panamá, comienza la decadencia en la hacienda. Muchos de los animales huyen a la selva y otros son descuidados y acaban muriendo. La propiedad entra en desuso tras el asedio al Cartel de Medellín y es saqueada en varias ocasiones hasta que tras la muerte de Escobar en 1993 y por la ley de extinción de dominio pasa a manos del Estado de Colombia.

Comienza entonces un proceso de recuperación que permitirá rehabilitar la finca y convertirla en el parque temático que es actualmente y que cuenta con zoológico, mariposario, acuario y zona de reptiles. Aunque el principal reclamo del lugar sigue siendo conocer la mansión en la que vivió el narcotraficante más famoso del mundo.

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.