Gru 3

Gru 3

Gru 3

Nuevos villanos, la misma historia

La cartelera de verano no se destaca por ser la mejor del año, y entre las mas bien escasas opciones de ver algo que no sean comedias insulsas o topicazos estivales, la opción de ver una película de animación se presenta como una de las más atractivas. Con una saga con nombre propio como es Gru 3, la película se presentaba como el mejor plato del menú para un sábado por la tarde. Pero si se suele decir eso de que las segundas partes nunca fueron buenas, ¿qué podríamos esperar de las terceras?

Gru 3 ya no sorprende

Es una lástima porque, a pesar de ser una fan incondicional de estos diminutos seres amarillos, he de decir que la única película que me ha gustado de principio a fin ha sido la primera de la saga. Gru, mi villano favorito es la única de las tres películas de la serie (cuatro, si incluimos el spin off de Minions), que verdaderamente sorprende, enternece o nos arranca más de una carcajada. El resto es como ‘hacer un Caco Senante’ y vivir de viejos éxitos como el Mojo picón.

No se puede hacer siempre más de lo mismo porque al final la sensación que estas películas te dejan aliento a ajo. En la saga de Gru no hay una verdadera evolución de los personajes o de sus circunstancias: pasar de malo a bueno no es por sí mismo un cambio relevante si no está acompañado de una transformación de la historia. Y en Gru 3 la historia no se transforma sino que se repite, tal vez con otra apariencia, pero realimentándose incluso de sus antiguos gags, demostrando así que ya no tiene nada nuevo que aportar.

Para sostener una saga de tres películas con la misma calidad e interés, Pierre Coffin (director en las cuatro entregas con Minions) debería prestar más atención a producciones tan espectaculares como Toy Story, una historia redonda dentro del cine de animación. Sin embargo, el argumento de Gru, a medida que avanza la saga, se vuelve menos interesante.

En esta tercera película el popular exvillano se enfrentará al un malvado personaje de aires ochenteros (Balthazar Bratt) y descubrirá un secreto familiar que, además de ser el punto fuerte del argumento, servirá como pretexto para una cuarta entrega. Esperemos que para entonces las cabezas pensantes de esta producción hayan dado con nuevos chistes y situaciones con las que resucitar un argumento que se vuelve más insulso en cada nueva película.

 

Celina Ranz Santana

Gru 2, mi villano favorito
Gru, mi villano favorito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.