Greenpeace advierte que el buque hundido sigue soltando fuel

Una mancha densa de entre 4 y 5 kilómetros se extiende hacia el sur.

“Es cuestión de tiempo que el petróleo alcance la costa y el daño sea aún mayor”, advierte Greenpeace en la nota una nota de prensa.

Tras sobrevolar la zona del hundimiento, la organización ecologista ha constado la presencia de una macha de fuel que se dirige hacia el sur y que demuestra que el Oleg Naydenov sigue soltando combustible de sus tanques. “Llegue o no a la costa, los daños que puede sufrir el ecosistema marino y costero son muy importantes si no se ataja el vertido de inmediato”, aseguran los ecologistas que durante el sábado realizaron una inspección por la costa entre Puerto de Mogán y Cabo Descojonado y comprobaron que “los acantilados estaban mucho mejor de lo que se podría esperar”.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.