El Cabildo respeta la decisión de no querer gas en Gran Canaria

gas en Gran Canaria

Antonio Morales

Las falsas alertas sobre este rechazo son “peligrosamente irresponsables”

El presidente del Cabildo insular considera que el hecho de no querer gas en Gran Canaria es una decisión tan respetable como cualquier otra y que las declaraciones del consejero Pedro Ortega y el presidente de Puertos, José Llorca, al alertar del supuesto perjuicio del rechazo son de una “insensatez mayúscula”.

“Mienten descaradamente”, ha asegurado Antonio Morales, presidente de la corporación insular, insistiendo en que se trata además de unas inversiones millonarias que no deben ser realizadas a menos que existan absolutas garantías de amortización.

No querer gas en Gran Canaria no la hace menos competitiva

El presidente del Cabildo grancanario ha insistido en que desde el comienzo de su mandato uno de los principales argumentos con los que se ha intentado criticar esta decisión ha sido el hecho de la competitividad. “No cesan de lanzar la consigna de que se frenará la competitividad de Gran Canaria frente a Tenerife”, sin embargo es un “mensaje falso, torticero y recurrente, machaconamente recurrente, digno de los mejores agentes comerciales de las compañías gasistas”, que “cada cierto tiempo recrudecen los embates” para presionar al Cabildo de Gran Canaria y crear un estado de opinión en su contra”.

En este sentido Morales ha criticado severamente la actitud de Ortega, quien incluso ha llegado a declarar que, en caso de ser empresario, él invertiría en una isla (refiriéndose a Tenerife) que dispone de energía más barata. Se refiere a los planes de regasificadora, pero el presidente del Cabildo insiste una vez más en que “el consejero miente” y reitera que no se trata de una energía más barata ya que lo es más del doble la energía renovable y por lo tanto interesa más tener los objetivos puestos en ella. Tal como subraya Morales, es otra falsedad que se suma a la del pasado mes de enero cuando Ortega anunciaba que Canarias alcanzaría una cuota del 21 por ciento de penetración de las energías limpias, y sigue en el 8 por ciento.

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.