Fuerteventura denuncia el «silencio» del estado ante la «crisis humanitaria» de las costas canarias

crisis humanitaria

Inmigrantes al sur de Fuerteventura antes de ser rescatados / Fuerteventura Emergencias

La Corporación insular exige una solución alojativa digna y que se agilice al máximo el proceso de derivaciones

El Cabildo de Fuerteventura lamenta los trágicos acontecimientos sucedidos en los últimos días en las costas canarias, en general, y de Fuerteventura, en particular, «con el incremento dramático del número de personas fallecidas, algunas de ellas, menores, en la que es ya una de las crisis humanitarias más graves de toda Europa».

«Tras un mes de agosto negro», la Corporación insular quiere mostrar su consternación ante una emergencia humanitaria «que no hace sino empeorar y provoca la pérdida de centenares de vidas en el mar. Por ello, el Cabildo denuncia el silencio del Estado ante esta llegada masiva de migrantes y su desaparición en las aguas que rodean el Archipiélago y sus costas». Y exige al Gobierno de España y al Ejecutivo autónomo una mayor coordinación e implicación en la gestión de la crisis migratoria.

El presidente del Cabildo, Sergio Lloret López, expresa su pesar ante una situación que se agrava, «siendo indispensable que el Gobierno del Estado se implique y conozca de primera mano cual es la situación en Fuerteventura».

Para el consejero de Políticas Sociales, Adargoma Hernández, «el Estado debe trabajar de manera coordinada con las instituciones, asumiendo sus competencias, para poner freno a este drama humano y estableciendo todos los recursos necesarios para evitar el naufragio de embarcaciones o su pérdida en el mar, además de proporcionar unas condiciones dignas a las personas migrantes que llegan a las islas».

«Ante esta llegada masiva de personas, acrecentada en las últimas semanas, las administraciones deben buscar una solución alojativa digna, que permita garantizar los derechos fundamentales de hombres, mujeres y menores. Se deben tener en cuenta la realidad de Fuerteventura y las dimensiones de los recursos existentes», añade Hernández.

En este sentido, desde la Corporación insular se solicita que se agilice al máximo el proceso de derivaciones para que estas personas puedan volver a sus hogares, con sus familias, dado que la mayoría de ellas no quiere permanecer en la Isla.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.