Sí se puede acusa a CC de utilizar recursos públicos con fines electoralistas

fines electoralistas

Acto de campaña electoral de Coalición Canaria

El partido ha organizado actos públicos a través de organismos públicos para transmitir mensajes electorales

Sí se puede considera que con esta utilización de los recursos públicos Coalición Canaria (CC) ha mantenido “una conducta que es antidemocrática, incumple la normativa electoral y debe ser sancionada porque vincula directamente a las instituciones públicas con la actividad electoral de un partido político en periodo electoral”.

La formación política fundamenta sus acusaciones en varias reuniones convocadas por organismos públicos de la isla que han sido utilizadas como pretexto para que el partido hiciera llegar sus mensajes electorales.

Los recursos públicos y los fines electoralistas de CC

Sí se puede ha detectado varias celebraciones en el transcurso del último mes que ponen en entredicho el uso imparcial de los medios de la administración pública.

Por un lado están los encuentros celebrados con personas mayores presuntamente organizados con apoyo del Programa Ansina del Cabildo de Tenerife. Uno tuvo lugar en un centro de Candelaria y el otro en uno de San Juan de La Rambla. En ambos participaron la cabeza de lista de Coalición Canaria al Congreso de los Diputados por la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Ana Oramas, acompañada del presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, también candidato al Congreso. Testigos directos del encuentro aseguraron que no hubo lugar a dudas de que las arengas de Oramas tenían claros fines electoralistas.

También desde otras instituciones como el Cabildo o los ayuntamientos de La Laguna y Santa Cruz de Tenerife se han celebrado con estos mismos fines reuniones con diversos colectivos (como los grupos de Carnaval) en espacios de centros públicos y haciendo uso de las bases de datos a las que sólo tienen acceso estas instituciones.

Desde Sí se puede insisten en que esta conducta debe ser investigada y penalizada pues supone un uso desleal de las herramientas de la administración pública en favor del partido que se encuentra en el poder.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.