Financiación externa para el templo masónico de Santa Cruz

El Ayuntamiento pretende rehabilitar el inmueble con el objetivo de albergar un museo.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife trabaja para buscar financiación externa con el objetivo de sufragar los gastos derivados de la restauración del templo masónico ubicado en la céntrica calle San Lucas.

El Consistorio capitalino ha mostrado su interés en varias ocasiones por rehabilitar el inmueble con el objetivo de que pueda albergar en un futuro un museo accesible a todos los ciudadanos. Por ello, el primer teniente de alcalde, Julio Pérez y la concejal de Patrimonio Histórico y Cultura, así como del Distrito Centro-Ifara, Clara Segura, visitaron el edificio para conocer de primera mano el estado actual que presenta.

El templo masónico

Situado en la calle de San Lucas, fue construido entre 1899 y 1902, según el proyecto del arquitecto municipal Manuel de Cámara, cuya financiación corrió a cargo de la Logia Añaza. No obstante, la fachada no se concluiría definitivamente hasta 1923.

El edificio fue usado como centro educativo gratuito, la Escuela de Añaza, financiada por la logia. En 1936, se establece el primer decreto contra la masonería dictado por el General Franco, por lo que el inmueble es requisado y cedido a la Falange Española. Poco después, se convertiría en el almacén de la Farmacia Militar, actividad que se compaginó después con una óptica para el Ejército, mientras en la parte superior se habilitó como acuartelamiento para soldados hasta que en 1990 quedara cerrado. Finalmente, el Estado vendió el edificio al Ayuntamiento de Santa Cruz en el año 2001 por más de 470.000 euros.

El templo fué declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento en 2007, de acuerdo a la solicitud de la Logia Capitular Añaza Doscientos Setenta.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.