¿Quiénes fueron los filisteos?

filisteos

Restos óseos en la excavación de Ascalón / Tsafrir Abayov

Un grupo de arqueólogos descubre el primer cementerio de los archienemigos de los israelitas en el Antiguo Testamento

A poco más de 70 kilómetros de Jerusalén un grupo de arqueólogos ha descubierto el primer cementerio filisteo. El hallazgo se ha producido en el Parque Nacional de Ascalón después de más de tres décadas investigaciones.

Durante más de tres años las excavaciones se mantuvieron en secreto. Y es que estos trabajos desarrollados por arqueólogos de Universidad de Harvard, del Boston College, del Wheaton College en Illinois y de la Universidad de Troy en Alabama probablemente no hubieran tenido una buena acogida por parte de los judíos ortodoxos.

Los filisteos, un pueblo envuelto en la leyenda

De los datos que se tienen acerca de los filisteos hay tanto de histórico como de mito. Al pueblo que pasaría a ser conocido por el gigante Goliat que murió a manos del astuto David también se le atribuyen otra serie de asperezas con los israelitas, como la de haberse apoderado del Arca de la Alianza.

El triunfo del rey David y la venganza por los reiterados ataques a las 12 tribus de Israel obligó a los filisteos a abandonar el valle de Terebinto (donde fue derrotado el gigante) y retroceder hacia la franja costera de Palestina. De hecho, parece ser que el nombre de Palestina tendría su origen en la palabra peleset, que significa filisteo.

Con la decadencia se pierde la pista de toda una cultura

Salvo por los datos que aparecen recogidos en el Antiguo Testamento I, poco se sabe de los filisteos y su cultura. Era un pueblo experimentado en las artes de la guerra y en la fabricación de armas, lo que explica que durante mucho tiempo dominara el suroeste de Israel y las principales rutas que conectaban con Egipto, El Líbano y Damasco.

Pero es ahora con el hallazgo del primer cementerio de filisteos cuando empezarán a conocerse algunos datos más acerca de su estilo de vida. Por el momento se han descubierto alrededor de 200 cuerpos que por su forma de enterramiento (con joyas y todo tipo de alhajas) denotan que se trataba de una sociedad elegante y sofisticada, probablemente motivo de muchas envidias.

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.