‘Felices 140’

'Felices 140'

El dinero no solo da la felicidad.

Eso de que las mejores cosas de la vida son gratis es una estupidez. Si fuera cierto que se puede vivir sin dinero, solo trabajarían los estúpidos. El dinero da la felicidad porque sin dinero no podríamos vivir y si no podemos vivir no vamos a ser ni felices ni infelices. No vamos a ser y punto.

Otra cosa muy diferente es cuánto necesitas para ser feliz. Supongo que en este punto si se podría hacer una diferenciación entre quién es un estúpido y quien no. Para empezar, no se me pasaría por la cabeza hacer lo que hace Maribel Verdú en Felices 140. Reunir a sus amigos durante un fin de semana inolvidable para celebrar su 40 cumpleaños y de paso, comunicarles la noticia de que ha ganado 140 millones de euros en el Euromillón.

Hay otros tópicos, sin embargo, que sí se suelen cumplir: el dinero puede acabar con una amistad de toda la vida, el dinero está estrechamente vinculado a la ambición y el dinero conlleva una responsabilidad. García Querejeta15 años y un día, Siete mesas de billar francés– ha sabido captar la esencia del dinero desde todas estas perspectivas. Ha sabido narrar una historia que a mitad de la película cambia radicalmente a sus personajes. Y ha sabido plantear un dilema en el que el espectador no se queda al margen sino que quiere participar, quiere hacerse preguntas, quiere saber ‘¿y tú qué harías?’.

Sin embargo, Querejeta no ha sabido conocer a sus actores -que no a sus personajes- y no ha sabido dirigirlos para que sus interpretaciones fueran creíbles. El guión es correcto y el casting es bueno. Los personajes están bien construidos y la hipótesis que plantea el argumento es lo suficientemente atractiva como para mantener la atención hasta el final. Pero los actores trabajan en un registro demasiado ‘teatral’ y el espectador no es capaz de olvidarse de que está delante de un producto ficticio. Y es una lástima, porque la historia de Felices 140 realmente se lo merecía.

 

 

Celina Ranz Santana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.