Experimento Filadelfia: un buque fantasma.

Burque similar al del supuesto experimentoEn 1943 un equipo de investigación norteamericano participó en una serie de experimentos utilizando como base científica la “Teoría de la Relatividad” de Albert Einstein. Trece años más tarde, una serie de cartas misteriosas revelarían al astrónomo Morris K. Jessup una valiosa información acerca de este proyecto ultrasecreto cuyo máximo logro habría sido la teletransportación de un buque de la armada norteamericana.

 

El USS Eldridge pertenecía a la categoría de los buques destructores de escolta. Era un barco de más de 90 metros de eslora con capacidad para 186 tripulantes, que podía alcanzar los 21 nudos y que estaba armado de la quilla a la perilla. Esta pieza de la Marina norteamericana fue la elegida para la realización de una serie de estudios que se conocerían con el nombre de “Experimento Filadelfia” o “Proyecto Arcoiris”. Hay que tener en cuenta que estos experimentos se realizaron en 1943, en plena II Guerra Mundial y, por lo tanto, en un momento en el que la mayoría de las líneas de investigación estaban orientadas a la aplicación bélica de estos descubrimientos.

 

El supuesto experimento tuvo lugar el 28 de octubre de 1943 en los astilleros navales de Filadelfia, después de una prueba que se había realizado meses antes en el mismo lugar y en la que se había logrado que el buque se hiciera prácticamente invisible, quedando reducido a una enorme nube de humo verde. Sin embargo, aquel 28 de octubre los resultados obtenidos irían más allá de lo imaginable: el Eldridge no sólo desaparecería por completo de su emplazamiento, sino que sería teletransportado a la base naval de Norfolk –Virginia-, a 600 kilómetros de distancia, regresando unos minutos después al astillero de Filadelfia. Se cuenta que como consecuencia de este experimento, la tripulación del Eldridge sufrió graves trastornos psicológicos –brotes esquizofrénicos, fundamentalmente- y físicos –desmaterialización de alguna parte del cuerpo-. El horror de los tripulantes, a los que se les practicaría un lavado de cerebro para borrar la traumática experiencia, sumado a la sorpresa de los oficiales navales, provocaron que las investigaciones se suspendieran ese mismo día y que nunca más se volviera a hablar de ellas.Astilleros navales de Filadelfia

 

Nunca más hasta que, el 13 de enero de 1956, el astrónomo Morris Ketchum Jessup recibió una misteriosa carta. Durante años, Jessup había trabajado en su obra “The case for the UFO”, en la que profundizaba en la “Teoría del campo unificado”, con la que creía que podría explicar varias teorías en torno a los OVNIS. Al poco de publicarse su obra recibió una carta firmada por un tal Carlos Miguel Allende en la que le advertía del peligro que corría si continuaba sus investigaciones en ese ámbito. A través de esa carta, Jessup conoció el “Experimento Filadelfia” y se enteró de que, supuestamente, la Marina estadounidense había conseguido telertransportar un barco hacía más de una década. Jessup recibió otra carta en la que se profundizaba más en el experimento y en sus consecuencias, aportando cifras concretas, nombres de la tripulación, fechas… El científico decide contactar con su enigmático remitente para solicitarle más datos, pero éste le responde que no está en disposición de hacerlo, y Jessup interrumpe la correspondencia.

 

Morris Ketchum Jessup apareció muerto en el interior de su furgoneta, en Florida, la noche del 20 de abril de 1959. Según los indicios encontrados, se suicidó inhalando los gases del tubo de escape del vehículo. Pero su muerte y su extraña relación con lo acontecido en el “Experimento Florida”, han dado lugar a numerosas especulaciones.

 

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.