Evelyn Alonso renuncia a sus cargos en la Sociedad de Desarrollo y Parque Marítimo

Evelyn Alonso

Antonio Blanco, Evelyn Alonso y Enrique Rosales, concejales de Ciudadanos en 2017

La sentencia del Tribunal Supremo no le impedirá desempeñar sus funciones en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife

Evelyn Alonso aún no ha sido cesada de sus cargos

El nuevo alcalde reparte funciones en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife

La concejala no adscrita del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Evelyn Alonso, presentó ayer su renuncia formal a su condición de consejera en la Sociedad de Desarrollo y la Entidad Parque Marítimo Santa Cruz, ambas entidades públicas del Ayuntamiento.

Dicha renuncia, que tiene validez desde hoy sábado, es consecuencia del informe emitido ayer por el secretario municipal respecto a la situación de Alonso en el Ayuntamiento, tras una sentencia del Tribunal Supremo en referencia a un caso similar en la Comunidad Valenciana.

Evelyn Alonso ha manifestado que acatará, aquellas decisiones derivadas de decisiones judiciales, y ha celebrado que el informe “incluya de manera clara que mis derechos como concejala siguen intactos”.

La concejala ha querido destacar que esos derechos reconocidos le permitirán continuar “apoyando al actual Gobierno de Santa Cruz de Tenerife” y ha recordado que “sigue pendiente la resolución judicial respecto a mi situación en el partido con el que concurrí a las elecciones”.

La situación de Evelyn Alonso

El secretario general del Pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife firmó ayer viernes el informe derivado de la reciente sentencia del Tribunal Supremo que hace referencia a los derechos de los concejales no adscritos en las Corporaciones locales, en respuesta a una solicitud en este sentido remitida por el alcalde la ciudad, José Manuel Bermúdez, y algunos grupos municipales.

Según este informe, la concejala no adscrita no podrá ostentar cargos “en entidades públicas o privadas dependientes de la Corporación”.

Así, el informe le reconoce a la concejala no adscrita “todos sus derechos inherentes a su condición de representante local” que se concretan en la participación en plenos con voz y voto, ejercer funciones de control político, presentar preguntas, mociones, enmiendas, etcétera. Siendo éstos, que le corresponden individualmente, nunca superiores a los “que le hubiese correspondido de permanecer en el grupo de procedencia”.

Este criterio afecta, a juicio del Secretario, a los cargos como ser designada teniente de alcalde o estar integrada en la Junta de Gobierno Local. Así mismo, y para el resto de cargos ostentados por delegación, al ser éstos consecuencia de actos anulables y lesivos para los intereses generales.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.