Europa se compromete a no negociar con Reino Unido incluyendo a Gibraltar

Gibraltar

Pedro Sánchez

Cualquier acuerdo en el que los británicos pretendan incluir el territorio de ultramar deberá contar con la supervisión de España

A pesar de haber manifestado su descontento por el abandono de Reino Unido de la Unión Europea, el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha refrendado el acuerdo de retirada y y aprobado la Declaración política que enmarca la relación futura de los veintisiete con ese país. Antes de suscribir dicho acuerdo, el Ejecutivo español se ha cerciorado de que existe un “triple blindaje institucional” por parte de los países de la UE garantizando que en el futuro ninguno de ellos negociará con los británicos acuerdos en los que se incluya Gibraltar sin contar antes con el visto bueno de España.

El acuerdo suscrito sitúa a España en “una situación de fortaleza” con respecto a Gibraltar

“Se trata de un acuerdo razonable” ha dicho el presidente del Gobierno, “que garantiza los derechos y libertades de los ciudadanos españoles en el Reino Unido, que da certezas a los sectores económicos”, y que, en relación con Gibraltar, “sitúa a España en una posición de fortaleza” que no había tenido desde nuestra adhesión a la entonces Comunidad Económica Europea.

El Gobierno español ha logrado las garantías necesarias sobre el papel esencial de España en relación con Gibraltar, un “triple blindaje institucional”. Una declaración de la Unión Europea y otra del Reino Unido que descartan que el artículo 184 del Acuerdo de retirada sea aplicable a la relación futura, incluido el ámbito territorial, y una Declaración política de la Comisión Europea (garante de los Tratados) y del Consejo Europeo, que refuerza la posición de España de cara a las negociaciones futuras en relación a Gibraltar, que excluye al Peñón de la negociación general entre la Unión Europea y el Reino Unido, y que exige el acuerdo previo de España para la negociación de cualquier acuerdo de la Unión Europea con respecto a Gibraltar.

Por otro lado, el acuerdo de retirada establece un marco para la salida ordenada de Reino Unido e incluye aspectos de especial interés para España como son la salvaguarda de los derechos de los ciudadanos comunitarios en Reino Unido y viceversa. Se establece además un período transitorio hasta el 31 de diciembre de 2020 que permitirá la adaptación de Reino Unido y de los 27 Estados miembros a la nueva realidad.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.