El fútbol es más importante que el boicot institucional a Ucrania

Europa había vetado el régimen del presidente Viktor Yanukovich, pero todos irán a la final en Kiev.

El próximo domingo se celebra la final de la Eurocopa 2012 en la ciudad ucraniana de Kiev y ninguno de los que hasta ayer eran semifinalistas de la competición –Alemania, España, Portugal e Italia- ha confirmado que no asistirá a ver el último partido de la competición.

El pasado otoño la ex primera ministra Yulia Timoshenko -rival de Yanukovich- fue encarcelada por motivos políticos -presunto abuso de poder- y condenada a siete años de prisión. A partir de entonces, Europa decidió romper relaciones diplomáticas con el Gobierno de Timoshenko para ‘castigar’ públicamente la condena a su ex primera ministra, hecho que se produjo tras la firma de unos acuerdos gasísticos con Rusia que supuestamente perjudicaban los intereses de su país. Por otro lado, Timoshenko denunció haber sido golpeada por la policía ucraniana, por lo que recibe tratamiento médico como consecuencia de una hernia discal.

Sin embargo, con la Eurocopa se rompe ese ‘veto’ institucional y los representantes de las selecciones que aún pueden llevarse la victoria final –Alemania, Italia o España– acudirán al estadio de Kiev el próximo domingo, si bien es posible que no ocupen el palco de los VIP –junto al actual presidente del país- sino el palco de la UEFA.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.