Estuvieron una semana navegando a la deriva

Según los supervivientes de la patera que llegó el pasado lunes a la costa tinerfeña, tras su salida desde la costa marroquí de Dajla estuvieron navegando sin rumbo durante una semana hasta que alcanzaron la costa de Granadilla.

 

Los cuatro supervivientes que llegaron en patera a la zona de Cueva del Trigo, en el municipio tinerfeño de Granadilla, han declarado que navegaron a la deriva y que dos días antes de alcanzar tierra uno de sus compañeros había fallecido. Al parecer, la embarcación ilegal no había sido detectada con anterioridad por el SIVE puesto que el radar que vigila esa zona se encontraba averiado. Esto explica el hecho no demasiado común de que la patera terminara llegando a una de las islas occidentales, y que los tripulantes se guiaran por la luz roja de una estación de Unelco visible desde el mar.

 

 

 

 

 {backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.