Estrato político-social

Estrato político-social

Gente reunida

Queramos o no aceptarlo, la fragmentación en cuanto a pensamiento político y actitud social es una realidad.

Planteamos a continuación una identificación de segmentos diferenciados y enfrentados en la actual sociedad canaria, que observamos dividiendo en cuatro las posturas ciudadanas en relación a la visión de la sociedad actual del Archipiélago, sin profundizar en la visión política reconocida y clasificada por baremos anteriores (más que antiguos). Tampoco nos valdremos de cifras electorales para clasificar estas fracciones sociales, pues entendemos que el voto es muchas veces el fruto del miedo, del descontento, del castigo o, en definitiva, de influencias del márquetin político que más tiene que ver con la incultura política que con la tendencia ideológica.

La contra: En este primer fragmento que presentamos, se aglutinan todas esas caras que repiten en las manifestaciones de a pie de calle. Son las personas que desde fuera se pretende descalificar como los del “no a todo”, pero que en realidad tiran de muchos opositores en cada caso concreto y son la contra a las imposiciones sociales del actual sistema. Son auténticos representantes de ese 90% de la sociedad que se reparte solo el 20% de la riqueza producida en el Archipiélago.

La protesta: Podrían ser acusados de “los quejicas”, utilizando el dialecto de esta tierra. Estos no suelen acompañar siempre a los primeros en las manifestaciones ni tienen la politización de “la contra”; pero sí se alinean con ellos en sus opiniones y pertenecen a ese 90% explotado y maltratado de la población. Posiblemente, el aumento de su cultura política y su participación sea decisivo en el futuro.

Los cómplices: Son los herederos de aquellos “apolíticos” autodefinidos de antes de la reforma laboral. La apatía político social que ejercen les alinea con lo peor del sistema y su posicionamiento, o falta de ello, tiende a dar todas las facilidades para perpetuar el actual estado o empeorar la situación.

Los beneficiados: Esta minoría no es solo ese 10% de población que acapara el 90% de riqueza, sino que están ahí los auténticos cómplices políticos, irresponsables, que gestionan lo público para el beneficio exclusivo de los grandes poderes económicos. Son quienes se encargan de falsificar la política social por acciones pro financieras. Rinden cuentas ante una minoría que anuló el poder político electo democráticamente hace mucho tiempo. En definitiva, son vasallos de la pequeña burguesía local, de los bancos y multinacionales; así como de poderes financieros supranacionales que marcan la gestión social y dañan la calidad de vida de la mayoría de la población, no solo de Canarias.

En realidad, nadie nace obligado a encontrarse en uno u otro grupo social, aunque sí puede encontrarse condicionado por su situación laboral o familiar.

Sin embargo, está claro que todo el mundo tiene la libertad de situarse en uno u otro plano; por enfrentados que estos se encuentren en su origen. Lo que considero peor es la falta de consciencia o la ignorancia premeditada de la situación social individual; o la complicidad que pretende ser ingenua, en esta sociedad cruel y polarizada que tenemos.

Estamos a tiempo de corregir nuestra actitud social. Después no cabe justificar el posicionamiento actual o esconderse de cambios, que ya son previsibles, poniendo cara inocencia o de “yo no fui”. Hay injusticias que no pueden durar para siempre. ¿En qué segmento social te ves tú?

Pedro M. González Cánovas
Miembro de ANC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.