Espionaje contra el Papa

El mayordomo del Pontífice actuaba como ‘topo’ filtrando información secreta.

Las sospechas de que alguien cercano al Papa estaba suministrando información privada a periodistas eran cada vez mayores, por lo que el Vaticano encargó al cardenal español Julián Herranz una investigación con el fin de desenmascarar al culpable. Para sorpresa de todos, era el mayordomo del Pontífice el que había estado actuando como ‘topo’.

Aunque el Vaticano no ha confirmado su nombre, diversos medios de comunicación italianos ya han dado la noticia de que se trata de Paolo Gabriel, ‘ayudante de cámara del Papa’, que ha sido detenido por la gendarmería vaticana y sometido a interrogatorio. El detenido, uno de los cuatro laicos que atienden personalmente a Ratzinger, disponía de documentación privada que fue filtrada a varios periodistas –no se sabe a qué precio ni con qué objetivo- y que contenía, entre otras cosas, una supuesta conjura para acabar con el Papa.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.