‘El espía que engañó a Hitler’

El espía que engañó a Hitler

El espía que engañó a Hitler

La imaginación también es un arma en época de guerra

Si durante la II Guerra Mundial puedo ganarse el favor de los alemanes y los británicos al mismo tiempo fue por su gran capacidad para inventar datos. Imaginación, rapidez y mucha perseverancia fueron las claves del éxito de Pujol García, El espía que engañó a Hitler durante el mayor conflicto bélico de la historia prestando sus servicios como agente doble.

Con todos estos ingredientes en la coctelera aderezados el resultado no podía ser otro: una novela de intrigas y falsas apariencias aderezada con la técnica narrativa de José María Beneyto.

El fin del Tercer Reich en El espía que engañó a Hitler

Arabel para los nazis y Garbo para los aliados. La doble identidad de Pujol García es el comodín con el que el protagonista y su esposa, Araceli González, encuentran una forma de sobrellevar la posguerra española en medio de un panorama internacional poco prometedor.

Los motivos por los que el matrimonio decide lanzarse a esta aventura y las técnicas utilizadas para ganarse el favor de ambos bandos durante la contienda son las principales piezas del engranaje que hace avanzar la narración de El espía que engañó a Hitler.

Osado y astuto, Pujol encuentra un lugar entre los planes alemanes y desde esa posición privilegiada logra al fin llamar la atención de los británicos para convertirse en el doble agente que incluso tras el final del conflicto fue condecorado por Alemania. José María Beneyto firma una novela de engaños en la que nada es lo que parece y todo es tan cierto que no es necesaria la ficción.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.