Turismo nacional por los escenarios de Juego de Tronos

escenarios de Juego de Tronos

Juego de Tronos

Aprovecha las vacaciones para conocer España a través de la popular serie

Unos ya forman parte de las imágenes habituales de Juego de Tronos. Otros aparecerán en las próximas temporadas. Y la mayoría de ellos ya te sonaban, sólo que desde la ficción presentan una faceta desconocida.

Un coche, muchos kilómetros de carretera y varios días de viaje para recorrer los escenarios de una de las series más populares de los últimos años. Si no puedes esperar hasta el estreno de la próxima temporada, al menos te quitará el gusanillo.

Los escenarios de Juego de Tronos en España

Antes de comenzar, una advertencia: si no has visto las seis temporadas de la serie y no te quieres llevar un disgusto con algún posible spoiler, deja este artículo para cuando te hayas puesto al día.

  • Monasterio-abadía de Sant Pere de Galligants (Girona): no se trata precisamente de un sitio costero, pero lo reconocerás en la serie por ser el puerto de Braavos.
  • Catedral de Santa María (Girona): a fachada del Gran Septo de Baelor en Desembarco del Rey y esa gran escalinata por la que han desfilado ya varios miembros de la realeza forman parte de la arquitectura de esta catedral.
  • Castillo de Zafra (Guadalajara): en el municipio de Campillo de Dueñas se alza este castillo del siglo XII y rebautizado en la serie como la Torre de la Alegría, en el reino de Dorne. Es allí donde Rhaegar tenía prisionera a la hermana de Ned Stark.
  • El Chorrillo de Sierra Alhamilla (Almería): la provincia andaluza recupera su tradición cinematográfica prestando este paraje desértico para el rodaje de las escenas de Vaes Dothrak, la única ciudad de los Dothraki.
  • La Alcazaba (Almería): la capital almeriense es también la capital de Dorne, la ciudad de Lanza del Sol.
  • Torre de Mesa Roldán (Almería): el Cabo de Gata sigue siendo un lugar de rodaje perfecto. Sobre todo si lo que buscas son parajes que completen la estampa de una ciudad como Meereen.
  • Puerta de Felipe II (Castellón): por cierto, cuando llegues a Meereen ten en cuenta que en la ficción se puede viajar en el espacio sin demasiadas complicaciones. Tanto es así que esta conocida estampa de Peñíscola es además el reino de Meereen en la serie.
  • Bardenas reales (Navarra): piedra, desierto, soledad… La agreste imagen de este enclave navarro fue perfecto para recrear el Mar Dothraki.
  • Real Alcázar de Sevilla: aquí decidió afincarse la familia Martell, en el corazón de la cultura andalusí. Presta atención a los paseos por sus jardines y a las estancias interiores que aparecen en varios capítulos a partir de la quinta temporada porque son escenarios muy reales.
  • Plaza de toros de Osuna (Sevilla): aquí tuvo lugar una de las escenas más emocionantes de la quinta temporada de Juego de Tronos. Aquella histórica lucha entre guerreros que culmina con la aparición del dragón y la huida de Daenerys. Un poco de magia digital y muchos extras convirtieron esta modesta plaza en todo un anfiteatro.

En la séptima temporada algunos de los escenarios de Juego de Tronos volverán a trasladarse a España con nuevas zonas de rodaje. Por el momento parece que se han confirmado las escenas en Santiponce (Sevilla), Cáceres, Bermeo (Vizcaya), Almodóvar del Río (Córdoba) y Zumaia (Guipúzcoa). La productora también había mostrado interés por las Islas Canarias, pero se desconoce cuáles son sus planes al respecto.

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.