‘Es un monumento, no tiene uso comercial y vamos a rechazarlo’

El Ayuntamiento se niega a que el faro de Maspalomas se convierta en un bar-terraza.

 

La Autoridad Portuaria de Las Palmas quería convertir este lugar emblemático del sur de Gran Canaria en un local de restauración, una propuesta frente a la que el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana se ha cerrado en banda.

Marco Aurelio Pérez, alcalde del municipio, ha confirmado la emisión de un informe desfavorable a dicho proyecto asegurando que “este espacio está contemplado como un sistema general y por tanto no se le puede autorizar un uso comercial como el que se quiere dar por la Autoridad Portuaria”. El edil ha insistido en que el faro de Maspalomas “es un Bien de Interés Cultural con categoría de monumento, que no cuenta con la calificación de uso comercial al que quieren convertir mediante una concesión; en el Plan General de Ordenación”, por lo que está al margen de actividades lucrativas como la planteada, de manera que no contará con el apoyo del consistorio.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.