Ryanair cobrará por el equipaje de mano

equipaje de mano

Tripulación de Ryanair

FACUA denuncia este posible intento por recuperar los gastos derivados de la huelga

Ryanair cobrará a los pasajeros por el equipaje de mano de hasta diez kilos a partir del próximo mes de noviembre. Para FACUA-Consumidores en Acción esta medida parece ser “un intento por recuperar los gastos ocasionados por las compensaciones derivadas de la huelga”, por lo que instan al Ministerio de Fomento a que tome medidas para frenar el cobro por este concepto.

FACUA ve en este nuevo cargo una estrategia de la compañía para que sean al final los consumidores los que sufraguen el coste de los reiterados paros de sus trabajadores.

Una pequeña bolsa como equipaje de mano

La nueva política de Ryanair sólo permitirá a los pasajeros llevar gratuitamente una “pequeña bolsa personal” a bordo, que podrán situar debajo del asiento del viajero de delante.

El responsable de marketing, Kenny Jacobs, justifica el cambio en la política de equipaje de mano señalando que lo realizan “para eliminar retrasos en embarques y vuelos”. FACUA critica que las medidas adoptadas sean gravar más a los usuarios en lugar de contratar más personal que agilice los embarques.

La nueva política se activará en las puertas de embarque a partir del 1 de noviembre de 2018 y para las reservas realizadas después del 1 de septiembre de 2018. Sin embargo, Ryanair cobrará este coste incluso a los pasajeros que hayan reservado sus vuelos con anterioridad al 1 de septiembre pero que viajen después del comienzo del mes de noviembre.

La asociación rechaza que, con medidas como la anunciada por Ryanair, las aerolíneas sigan aumentando los servicios por los que se cobra al usuario y disminuyendo los incluidos en el billete. Ya en 2017, FACUA reclamó una nueva reforma de la normativa del sector aéreo ante el creciente cobro de prestaciones que deberían estar incluidas en el precio del billete.

FACUA subraya que las aerolíneas están devaluando las prestaciones por la compra de pasajes para vender como extras cuestiones tan básicas como poder sentarse al lado del acompañante, realizar el embarque con varios días de antelación, viajar con maletas o llevar un equipaje de mano de tamaño razonable a bordo.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.